Bizcocho de Chocolate y Avellanas

  • Bizcocho de Chocolate

  • Bizcocho de Chocolate
    Blanco

  • Bizcocho de Chocolate
    Thermomix

  • Bizcocho de Chocolate
    y Naranja

  • Bizcocho de Chocolate
    y Nueces


  • "Bizcocho de Chocolate y Avellanas"

    Receta de Bizcocho de Chocolate y Avellanas





    Un sabor especial tiene este bizcocho de chocolate y avellanas, y al ser tan sabroso gusta a casi todo el mundo. Si quieres aprender a hacerlo, lee a continuación la receta detallada paso a paso.

    Ingredientes:

    - 100 gramos de harina
    - 125 gramos de azúcar
    - 125 gramos de mantequilla sin sal
    - 100 gramos de chocolate para postres
    - 4 huevos pequeños
    - Un sobre de levadura
    - Un puñado de avellanas


    Preparación:

    La avellana es un fruto seco que se emplea habitualmente para hacer dulces y pasteles, y para elaborar cremas y aceite. Tienen un sabor muy rico y un alto contenido en vitaminas y minerales, además de ser un alimento muy energético. El toque que le dan al bizcocho de chocolate es estupendo, seguro que la mezcla de sabores te gusta. Vamos con la receta.

    Comiénzanos fundiendo el chocolate, en un cazo a fuego lento o bien en el microondas, como quieras, con cuidado siempre que no llegue a hervir. Por otro lado picamos las avellanas en trozos pequeños. Apartamos todo para volver e emplearlo más adelante. Es buen momento ahora para poner a precalentar el horno a 190ºC, así ya estará caliente cuando tengamos la masa lista.

    Ponemos a batir en un bol la mantequilla, mejor si está un poco derretida, junto al azúcar y los huevos. Si usamos unas varillas automática será más fácil mezclarlo y quedará mejor. Añadimos las avellanas y el chocolate y se vuelve a batir para mezclarlo todo bien. Por otro lado tamizamos la harina y la levadura, para quitar los grumos e impurezas que tuvieran, y las añadimos poco a poco al recipiente anterior sin dejar de batir. Nunca debemos echarlo todo de golpe porque costará mucho mezclarlo todo y seguro que nos quedan grumos.





    Cogemos el molde que vayamos a usar, lo engrasamos con margarina o mantequilla, por las paredes y base, y luego esparcimos algo de harina por encima. Vertemos la masa en el molde y lo metemos en el horno si está ya a la temperatura correcta, durante 30-35 minutos, hasta que esté totalmente hecho por dentro y por fuera. Cuando lo saquemos lo desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla, para que la base no “sude” al enfriarse y quede blando. Cuando esté frío del todo ya podemos servirlo. Esperamos que os guste.