Bizcocho de Chocolate con Frutos Secos

  • Bizcocho de Chocolate

  • Bizcocho de Chocolate
    Blanco

  • Bizcocho de Chocolate
    Thermomix

  • Bizcocho de Chocolate
    y Naranja

  • Bizcocho de Chocolate
    y Nueces


  • "Bizcocho de Chocolate con Frutos Secos"

    Receta de Bizcocho de Chocolate con Frutos Secos





    Esta receta de bizcocho de chocolate con frutos secos es una de las más clásicas de siempre, un bizcocho muy sabroso y sencillo de hacer y se puede emplear casi cualquier tipo de frutos secos que nos guste.

    Ingredientes:

    - Dos cucharadas de harina integral
    - Dos cucharadas de azúcar
    - 80 gramos de mantequilla
    - 80 gramos de chocolate negro
    - Un par de huevos medianos
    - 100 gramos de frutos secos
    - Mermelada de frambuesa


    Preparación:

    Para hacer este bizcocho puedes emplear cualquier tipo de frutos secos que te gusten, o una mezcla de varios, como prefieras. Nosotros solemos emplear nueces y almendras troceadas y a veces avellanas americanas en trozos. A continuación te mostramos como hacerlo en casa. Empezaremos fundiendo el chocolate en el microondas o en un cazo a fuego lento, y lo reservamos hasta que se enfríe un poco.

    En un bol grande vamos a mezclar con unas varillas la mitad de la mantequilla y todo el azúcar, hasta que quede una masa cremosa y amarillenta. Añadimos los huevos, de uno en uno, y vamos batiéndolos a medida que se vayan agregando. Después iremos añadiendo poco a poco la harina y la iremos mezclando con unas varillas, siendo interesante cernirla antes de echarla. Mientras agregas la misma hay que seguir mezclando para que no queden grumos.

    A esa mezcla le vamos a añadir el chocolate derretido, mezclando después todo para conseguir la masa final del bizcocho. Por último añadimos los frutos secos removemos un poco para que se extiendan por toda la masa. Vertemos la mezcla en el molde elegido y la horneamos durante 30 minutos más o menos a 180ºC.





    Esperamos a que el horno está a esa temperatura antes de meter el molde, aunque es mejor si lo precalentamos antes de hacer la masa, así no hay que esperar, ahorramos tiempo y además se hornea la masa recién hecha. Cuando esté bien hecho el bizcocho tanto por fuera como por dentro, algo que verificaremos pinchando con un cuchillo, lo sacamos y dejamos templar un poco. Luego lo desmoldamos completamente y ponemos a enfriar sobre una rejilla. Al enfriarse del todo ya podemos servirlo para comerlo, verás que rico está.