Bizcocho de Chocolate Blanco

  • Bizcocho de Chocolate

  • Bizcocho de Chocolate
    Blanco

  • Bizcocho de Chocolate
    Thermomix

  • Bizcocho de Chocolate
    y Naranja

  • Bizcocho de Chocolate
    y Nueces


  • "Bizcocho de Chocolate Blanco"

    Receta de Bizcocho de Chocolate Blanco





    Y ahora os traemos una receta para preparar un sabroso bizcocho de chocolate blanco. Es una receta de fácil elaboración y que gustará especialmente a quienes les encante el sabor del chocolate blanco.

    Ingredientes:

    - 120 gramos harina de repostería
    - 120 gramos azúcar
    - 140 gramos mantequilla sin sal
    - 150 gramos chocolate blanco
    - 100 ml de leche
    - 3 huevos medianos
    - Un sobre de levadura química


    Preparación:

    Comenzamos antes de nada preparando el molde que vayamos a emplear, mejor si es amplio y alto, para que el bizcocho pueda subir bien sin sobrepasar el borde. Si no es de silicona debemos untar mantequilla o margarina en la base y paredes y luego espolvorear un poco de harina, con lo que evitamos que se pegue el bizcocho. También precalentamos el horno a a 180ºC, así irá cogiendo esa temperatura mientras preparamos la receta.

    Empezando ya con la preparación del bizcocho, lo primero que tenemos que hacer es trocear el chocolate blanco en trozos no muy grandes, los ponemos en un cazo a fuego lento junto a la mantequilla hasta que se derritan, o bien podemos emplear el microondas o hacerlo al baño maría, como cada uno prefiera. Hay que conseguir que ambos se fundan y formen una masa homogénea. Por otra parte vamos a mezclar los huevos y el azúcar, consiguiendo una masa cremosa y de color amarillento, a la que incorporaremos la mezcla anterior del chocolate y la mantequilla, y removiendo para que todo quede mezclado perfectamente.

    Añadimos después la leche y volvemos a mezclar. Si empleas una batidora de varillas para todas estas mezclas te resultará más fácil y conseguirás un mejor resultado. Con la ayuda de un tamizador o un colador de los de toda la vida, vamos a tamizar la levadura junto a la harina, para que las posibles impurezas o apelmazamientos que tengan no nos aparezcan luego en el bizcocho, lo cual es muy poco agradable. Una vez las hayas tamizado, vas a ir agregándolas a la masa de antes, pero poco a poco en lugar de hacerlo de golpe, y sin dejar de remover mientras añades una parte. Así se van a integrar mejor y no quedarán grumos.





    Vertemos la mezcla en el molde y horneamos el mismo durante unos 35 minutos más o menos, tiempo que puede variar un poco según el horno, por lo que resulta importante comprobar que por dentro está bien hecho antes de sacarlo. Para comprobarlo podemos emplear un pincho o un cuchillo, que debe quedar limpio al sacarlo, y si no es así lo dejamos unos minutos más horneando. Una vez esté listo, dejamos que se temple unos minutos fuera del horno, después lo desmoldamos y dejamos enfriar del todo encima de una rejilla. Una vez esté a buena temperatura, ya podemos disfrutar de este riquísimo bizcocho de chocolate blanco.